Cómo hacer un strip tease
Información

Cómo hacer un striptease en 8 sencillos pasos

Hacer un striptease es más que sólo bailar y sacarse la ropa. Es expresión corporal. Es contar una historia con el cuerpo. Es desnudarnos ante alguien que sabe apreciar nuestra belleza.

Entre las cosas que más me gustan de hacer un podcast y un blog está la posibilidad de conocer gente interesante, que de otro modo jamás tendría oportunidad de conocer. Por ejemplo, Belén, una stripper mexicana que descubrió conmigo que podía dar clases virtuales de striptease.

¿Prefieres que te lo cuente en lugar de leerlo? Escucha estos dos episodios del podcast Letras Ardientes:

Escucha “Cómo hacer un striptease (introducción) – Episodio 18” en Spreaker. Escucha “Cómo hacer un strip tease (clase avanzada) – Episodio 19” en Spreaker.

Fue genial conocer a Belén, aunque haya sido por videollamada. Estoy segurísima de que seríamos excelentes amigas si estuviéramos más cerca. Bueno, quizás yo pueda ir a visitarla a México o ella pueda venir a visitarme acá. Y entre las dos quizás hagamos un show de striptease…

Para hacer un buen striptease, basta con que tengas ganas de desnudarte para alguien, que tengas ganas de mostrar tu habilidad para seducir, para destacar tu belleza.
Para hacer un buen striptease, basta con que tengas ganas de desnudarte para alguien, que tengas ganas de mostrar tu habilidad para seducir, para destacar tu belleza.

Bueno, pero eso no es lo que quiero contarles hoy. Belén me dio una clase magistral de striptease y quiero transmitirles a ustedes algunas de las cosas que aprendí. No importa que seas mujer, hombre o de género fluido. No importa tu edad ni tu aspecto físico. Basta con que tengas ganas de desnudarte para alguien, que tengas ganas de mostrar tu habilidad para seducir, para destacar tu belleza. Y no se te ocurra decirme “yo no tengo belleza”, por que me enojo. Igual que como se enojó conmigo Belén cuando, al liberar mis pechos, dije “no tengo mucho para mostrar”. Para qué…

1. Sé tu fan número uno

De todo lo que me enseñó Belén, esto fue lo que más me quedó: tienes que ser tu fan número uno. Tienes que estar orgulloso u orgullosa de tu cuerpo. Y convencerte de que tu cuerpo no tiene defectos. “A lo sumo tiene detalles que lo hacen único y hermoso”, como me dijo la profe Belén.

Repite conmigo: “Tengo un cuerpo hermoso y estoy orgullosa de él” (cambia “orgullosa” por “orgulloso” en caso necesario). Dilo fuerte. Convéncete, por que es verdad.

1.1 Estado físico, strippers femeninos y strippers masculinos

No hace falta que te inscribas al gimnasio o que inicies una dieta para prepararte para un striptease. Si sientes orgullo por tu cuerpo, si sientes que para tu público (sea éste tu pareja o un montón de desconocidos) será un regalo ver tu cuerpo desnudo, no debes hacer nada para que se vea mejor.

Sin embargo, en este punto creo que los strippers masculinos llevan las de perder, por que las mujeres somos más exigentes cuando vemos un striptease profesional. Si estoy en mi despedida de soltera y me mandan un stripper petiso, panzón, velludo, pelado y torpe para bailar, perdón pero me voy a sentir muy defraudada.

Distinto es si mi marido me hace un striptease. En ese caso, cualquier defecto estará perdonado. Al igual que si me prepara alguna comida especial para mi cumpleaños: aunque se le queme o se le pase de sal, le diré que está deliciosa.

2. Disfrútalo

Mantén una sonrisa mientras haces tu striptease. Que se note que lo estás disfrutando.
Sonríe mientras te desnudas.

Otra cosa importante que me dijo Belén fue que lo principal es disfrutar de hacer el striptease, y demostrarlo con una sonrisa en la cara todo el tiempo. No importa que lo estés haciendo en un escenario ante un montón de desconocidos, o en la intimidad de tu habitación para una audiencia de uno. Tienes que hacerlo con ganas de mostrar tu cuerpo, de hacer que te deseen y de seducir al público con tu baile.

Concéntrate, respira hondo antes de empezar, sonríe, y prepárate para divertirte haciéndolo. Ah, y si algo sale mal, no te pongas nerviosa o nervioso. Sólo sonríe y continúa como si nada.

3. Elige la música

En un buen show de striptease no hay lugar para la improvisación. Cada paso, cada movimiento, cada prenda que te quitas, todo debe estar coordinado con la música. Es por eso que debes elegir un tema o una canción en particular. No puedes dejar que la elección de la música esté librada al azar.

¿Cuál es la música más adecuada para hacer un striptease? Depende del estilo que le quieras dar a tu show. Puedes usar una música suave, lenta, si planeas que tu baile y tus movimientos sean también suaves y lentos, como delicados pasos de ballet. Pero si prefieres un show más enérgico, puedes usar una música con ritmo de blues lento pero fuerte. Como el tema “Puedes dejarte el sombrero puesto”, de Joe Cocker, que se hizo famoso por la escena del striptease de Sharon Stone en “9 semanas y media”.

Fati te explica: El arte del erotismo
Sharon Stone demostró muchos buenos trucos para hacer un striptease en la película "9 semanas y media".
Sharon Stone demostró muchos buenos trucos para hacer un striptease en la película “9 semanas y media”.

A mí, particularmente, me gusta mucho el tema “Black Velvet”, de Alannah Miles, por que de sólo escucharlo me dan ganas de quitarme la ropa y hacer un baile sexy. Pero es cuestión de gustos.

Para elegir una música adecuada puedes inspirarte en videos de striptease en YouTube. Busca: “Demi Moore escena striptease”, por ejemplo. Si quieres algo aún más enérgico, puedes optar por algún tema de rock pesado. Shakira no hizo un striptease en vivo, pero sus movimientos fueron muy parecidos a los de un striptease cuando interpretó en vivo su versión del tema “Back in Black”, de AC/DC. O si no, directamente busca en YouTube “Música para striptease” y encontrarás una gran cantidad de opciones.

4. Elegir el atuendo o el disfraz

Es común que las strippers o los strippers usen un disfraz en sus shows. Lo bueno de usar un disfraz es que despierta fantasías en los espectadores. Pero no es imprescindible que uses un disfraz; puedes usar cualquier ropa. Lo que es muy importante es que las prendas sean fáciles de quitar. Que puedas quitártelas con gracia, sin dejar de bailar. “La gente no quiere verte perder el tiempo abriendo hebillas o desabotonándote las prendas”, fue una de las cosas que me enseñó Belén.

Fati te cuenta: El día en que fui prostituta
Para hacer un buen striptease, es muy importante que las prendas sean fáciles de quitar.
Es muy importante que las prendas sean fáciles de quitar.

Elige la ropa que usarás pensando en cómo te la quitarás. Si usarás un sostén que se abre por detrás, elige uno que pueda abrirse de un solo movimiento. Si usarás un pantalón, consigue uno (o háztelo) que se abra por los costados con cierres velcro para que puedas quitártelo de un tirón. Lo mismo si usas una camisa: que no sea una que te obligue a abrir los botones uno por uno.

Si optas por un disfraz, te aconsejo visitar un sex-shop y revisar bien los disfraces que tengan a la venta. No elijas el disfraz únicamente por lo bello o por lo que representa, sino también por la facilidad que te dé para quitártelo.

4.1 Accesorios

Los accesorios sirven para dar carácter a un disfraz. Yo me disfracé de policía y llevaba una gorra, una pistola, unas esposas y hasta una macana. Pero mi profesora de striptease me aconsejó librarme de todos ellos cuanto antes – preferiblemente, haciendo que eso sea parte de la coreografía – para que luego no interfieran con mis movimientos. La gorra de policía, por ejemplo, puede caerse sin querer tras un movimiento de la cabeza, y eso puede verse poco sexy.

5. Arma la coreografía

Para la coreografía debes combinar y coordinar bien los dos elementos anteriores: la música y el atuendo. Esta es seguramente la parte más difícil de la planificación del striptease. Para diseñar tu coreografía, escucha mil veces la música que hayas elegido. Mientras la escuchas, baila, siéntela, imagina qué parte del cuerpo te gustaría mostrar en cada parte. Presta atención a los cambios en la música, los momentos en que se hace más intensa. Esos momentos serán los ideales para que develes las partes más interesantes de tu cuerpo.

El momento en que liberas tus pechos es uno de los más importantes de un show de striptease.
El momento en que liberas tus pechos es uno de los más importantes del show.

Trata de mantener la vista en tu público en todo momento. Si te tienes que desprender el sostén por la parte de atrás, dale la espalda a la audiencia mientras lo haces, pero mirándolos por sobre tu hombro, y sin dejar de moverte al ritmo de la música. La idea es que no presten atención a tus manos mientras desprenden el sostén, y en cambio, que te miren el rostro.

Te cuento un consejo que me dio Belén, que funciona muy bien (para mujeres): cuando hayas desprendido el sostén, no lo sueltes enseguida. Sostenlo por el frente con tus manos. Deja que vean tu espalda desnuda por unos momentos. Luego volteas y sigues manteniendo el sostén junto a tu cuerpo, Pones cara de pícara, como si dudaras si realmente los dejarás ver tus pechos. Luego lo quitas rápido, de un solo movimiento, haciéndolo coincidir con un momento fuerte de la canción.

6. Maneja los tiempos

El manejo de los tiempos tiene que ver con lo que te decía antes de evitar la improvisación. Debes estudiar y ensayar bien la coreo y la música, memorizando con cuidado los momentos de la canción en que te quitarás cada prenda. No querrás quedar desnudo o desnuda demasiado rápido, ni tampoco que se acabe la música y aún te quede ropa que no te has quitado.

Manejar los tiempos también tiene que ver con generar expectativa. Tal como me dijo Belén, la mejor parte de hacer un striptease es ver caras de ansiedad en el público. Observar cómo aumenta su estado de excitación cuando estoy a punto de desnudar mi cuerpo… no tiene precio.

7. Lleva un chaperón o guardaespaldas

Obviamente esto sólo aplica si planeas hacer un striptease profesional. Si lo harás en un club o en un cabaret, seguramente habrá uno o más patovicas que saldrán en tu defensa si algún espectador se desubica. Pero si te contratan para hacer un striptease en una fiesta privada, hay que tener cuidado. En una despedida de soltero, por ejemplo, corre mucho alcohol y las cosas pueden descontrolarse fácilmente.

Belén me dijo que a ella siempre lo acompaña un amigo que le hace las veces de guardaespaldas. Nunca tuvo que entrar en acción ni golpear a nadie; su sola presencia es suficiente para que nadie se pase de la raya.

Fati te explica: Slow sex: el arte de gozar con lentitud
Al hacer un striptease corres el riesgo de que algún desubicado intente propasarse.
La sola presencia de un chaperón evita que algún desubicado se pase de la raya.

Otro detalle importante que me comentó Belén: ella deja los límites bien claros de antemano. Nadie se le acerca durante el show, y ella no se acerca a nadie. Que hagas un show desnudándote no significa que le das vía libre a nadie para que se propase, o siquiera para que te falte al respeto.

8. Oculta tu desnudez

Cuando te hayas quitado todo, saludas y te vas. Que no te vean desnuda o desnudo mucho tiempo. No es una obra de teatro en la que hay que esperar a que bajen el telón o pidan un bis. Haz de cuenta que acabas de tener sexo, ya ha pasado el orgasmo y sólo quieres ocultarte bajo las sábanas. Si quieres saludar a tu público, te vistes tras bambalinas, vuelves al escenario y saludas. Tu desnudez es sólo el punto final del show, la frutilla del postre. Verla debe ser, para tu público, un placer fugaz.

¿Estás listo o lista? Prepárate a gozar, a disfrutar haciéndolo. Baila, acaríciate, siente la música. Ahora ve, y desnúdate.

Bonus track: trailer del episodio “Cómo hacer un striptease” del podcast Letras Ardientes:

Fotógrafa, escritora, podcaster, madre, ingenua, soñadora, idealista...

2 Comentarios

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: